Gro-newal (growth + reneval): requisito en entornos dinámicos y abiertos

 

La mejor recomendación para la subsistencia y prosperidad del creciente número de empresas que operan en entornos abiertos y dinámicos es la de gro-newal: crecimiento y renovación. Las recetas tradicionales de, por un lado, crecimiento, y, por otro, innovación o renovación, no son suficientes. Se requiere tanto el crecimiento como la renovación, es decir, el gro-newal... (Leer más)


 

En entornos abiertos y dinámicos las empresas han de adoptar la política de gro-newal. Gro-newal, acrónimo de las palabras inglesas “growth” (crecimiento) y “renewal” (renovación), indica simultáneamente crecimiento y renovación. Para las empresas que operan en estos entornos las recomendaciones tradicionales de algunos, crecimiento, o de otros, innovación o renovación, no son suficientes; estas empresas deben crecer y renovarse simultánea o secuencialmente en rápida sucesión para subsistir y prosperar.

 

Los entornos abiertos y dinámicos se caracterizan por la continua aparición de oportunidades de negocio y su rápida saturación y/o desaparición y la fácil entrada de competidores locales e internacionales. Y cada vez más mercados y sectores revisten las características de estos entornos y más empresas quedan sujetas al imperativo del gro-newal para seguir siendo relevantes.

 

Para ser competitivas, las empresas no sólo deben innovar o renovarse, también deben crecer y, cada día en un mayor número de casos, hacerlo de forma muy acelerada para erigir barreras de entrada a sus competidores o para explotar una oportunidad y recuperar la inversión realizada antes de que ésta se sature o desaparezca.

 

De igual forma, para permanecer competitivas las empresas no sólo deben crecer; también se han de renovar, porque otros operadores innovarán la forma de explotar la oportunidad de negocio e incrementarán su competitividad, las oportunidades de negocio desaparecerán, surgirán otras oportunidades que pueden dejar definitivamente en el pasado y el olvido a las empresas que no las exploten, y, finalmente, porque para muchas empresas la única manera de ser protagonistas de su futuro es crear sus propias oportunidades de negocio renovando sus negocios, procesos, recursos y capacidades u organización.

 

Crecer y renovarse simultáneamente no es fácil, pero sí es posible; además, como responde el guasón al que su interlocutor se queja de los achaques de la edad: la alternativa es peor.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Vicenç Urrutia (jueves, 14 enero 2016 10:24)

    Una gran verdad. Aunque las grandes verdades suelen ser reconocidas por muy pocos. En cierta manera la evolución de las organizaciones es como la marcha en bicicleta; si se paran se caen pero si avanzan alocadamente se estrellan.

  • #2

    Pere Agustí Maragall (jueves, 14 enero 2016 17:55)

    Un buen post para la reflexión. Gracias Javier!

  • #3

    Enric Masllorens (sábado, 16 enero 2016 18:18)

    Gracias por la reflexión. Más que renovación prefiero hablar de transformación porque conlleva tener en cuenta lo anterior, todo lo que nos define. No es baladí, se trata de crecer y mejorar teniendo en cuenta lo que hemos sido y lo que somos, y por lo tanto "pesa" en nuestro crecimiento. Crecer y cambiar creando una nueva realidad sin repetir lo que no ha ido bien y teniendo en cuenta lo que interesa.

                                                                           París 205, 4º 2ª           ·            08008 Barcelona